Etiquetas

, , ,


En la lengua hebrea no hay un verbo “tener”. Hay una palabra, yesh, que significa existe o hay, aunque también designa la relación existente entre lo que existe y los objetos. Tengo, se dice yesh li, es decir “esto existe para mí” o también, “hay para mí”.

Mejor dicho, la cosa poseída no se distingue de quien la posee.Los objetos viven la vida de su poseedor y,deshacerse de ellos,es entregar una parte de sí mismo.

Lecturas alternas del Antiguo testamento.

Leer también:Becerro de oro y dinero