Etiquetas


Lo que vi en el debate de Caracol televisión el 23 de mayo 2014 fue unos candidatos dándole vueltas, repitiendo lo que ya habíamos oído en los otros dos debates sostenidos.

Me esperaba por lo menos sinonimia y ensanchamiento de lo previamente tratado.

Las presuntas reglas del juego (léase debate) dizque muy diáfanas, fueron manipuladas si bien se tomaron correctivos sobre la marcha, como cuando se interrumpió, a mi juicio, impropiamente la intervención de Marta Lucía Ramírez o el mismo Oscar Iván Zuluaga, pues no estaban atacando personalmente a nadie (mucho menos a Santos), solo criticaban el estado de cosas vigente para plantear su visión al respecto.

En el instante que “mocharon” la intervención de Zuluaga y que este se molestó vivamente y se paró de forma brusca, fueron a un largo corte de comerciales mientras trataban de componer las cosas. Y así fue, al volver de las propagandas, resarcieron a los dos candidatos temporalmente perjudicados.

No ví debate, ví entrevistas. Creo que extrañamos muchos curiosos de este país, discusiones profundas sobre la educación y la tecnología en nuestra patria, conversatorios constructivos sobre el estado de la economía y del empleo (los gobiernos de estos 12 años, manipulando la manera de mostrar los datos se ufanan de estar arreglando este cáncer de la economía colombiana y empujando a la informalidad), etc.

Ver también:Se espera que Santos y Zuluaga pasen a segunda vuelta