Por culpa del oso panda, el dichoso algoritmo de google estoy de trasteo, moviendo artículos de alta rotación en su anterior ubicación; ahora estarán disponibles en mi web de trabajo. Artículos como Cosmologia, bacterias gram negativas y gram positivas o aun reforma protestante tuvieron que ser movidas. Esto implica cambiar enlaces respecto a cómo estuvieran, hacer una nueva introducción, hacer ping y hacer fuerza para que les vaya bien en su nuevo destino.

Por culpa del oso estoy sufriendo pero lo asumo con hidalguía pese a sentir que están siendo injustos.Igual algo bueno saldrá seguramente de todo esto.