Etiquetas

,


Esta semana, como casi todos los días de mi existencia, produje ideas, escribí unas cuantas cosas que al final del post con gusto relacionaré, me dí al 200% y creo que voy por buen camino. Más allá de los asuntos personales, les hablaré por supuesto de mis blogs y en concreto de mi blog de trabajo. El día 7 de noviembre posteé sobre Caicedonia, una población del Valle del Cauca, Colombia; el 8 de la longitud de las urls (un tema clave para posicionamiento web) y el costo de los ajustes (me puse a dejar mis direcciones web sin la fecha); el día 9 hablé de SEO y contenidos, algo vital dentro de nuestro proceso de aprendizaje-enseñanza de posicionamiento web; el día 10 de noviembre redacté publicidad y colores, unos apuntes sobre el impacto de los colores y su uso en campañas de marketing; el día 11 de noviembre me puse juicioso en la reorganización de tanto contenido disperso producido en el pasado y creé poesía y libros, para intentar meter algunos libros y textos en pdf que andaban en sitios gratis; no contento con lo anterior redacté unas lineas sobre Cali, una ciudad que añoro y a la que deseo volver pronto. Como hacía rato no me daba gusto soltándome, escribiendo sobre temas de mi gusto sin que necesariamente tuvieran que ver con seo o paginas web, escribí que la luz contamina y, un post a un alimento que me gusta a todas horas, en todas sus variedades y presentaciones: su majestad, el queso. El día sábado terminé haciendo un par de artículos que tenía atorados y que solo al publicarlos, digamos que descansé: sc internacional 2010 y Feng Shui 2011.

Seguramente me hace falta una cantidad de cosas por contar y publicar, pero el asunto no es convertirme en una granja de enlaces ni remedos de ello, por lo tanto, cierro este informe, contando que vienen grandes cosas, no solo para mí sino para mis colegas en el mundo entero.

Ver: en la tarde de hoy