Etiquetas


Hay días en que nos entra una honda depresión blogger, gris, pegajosa y contagiosa; una depresión blogger nacida del desaliento, de la tal vez inservible falacia de sentirnos útiles con nuestras palabras, post y blogs. A veces luchamos contra “animales grandes”, nos enfrentamos a webs consolidadas en competencias que solo para nosotros tienen sentido; miramos estadísticas, comparamos rendimientos y contamos con los dedos de la mano izquierda, esa que perdimos en otra batalla más ruín y ya olvidada, nuestros dividendos.

Solo espero el día en que esa depresión blogger se vaya por el mismo resquicio por donde se coló, me deje solo, que la soledad sin presiones, alegra; porque me estoy hartando de ser solo un manojo de cumplimiento y eficiencia, de ser la máquina que no se cansa de escribir (lastimosamente no en este blog pues al no permitir publicidad no es redituable), investigar, resumir, analizar para posteriormente deslumbrar a sus lectores.

Hoy es el día de la depresion blogger…ya hacía muchos meses no me invadía…estoy calentando agua y la escoba a ver si logro sacarla corriendo….Mi vida con los blogs ha sido única…pero a ratos, esto de los blogs, me abruma.

Ver: de pagina web a blog