Etiquetas


Estuve releyendo colmillo blanco después de muchísimos años de haberlo leído por vez primera. El goce literario, la reafirmación de conceptos y de vocabulario, el refuerzo de la memoria a mediano plazo y muchas virtudes más deduje de tan saludable hábito.

Del libro “colmillo blanco” (bueno, para los que no leen nunca o leen poco, colmillo blanco es un estupendo libro del narrador Jack London) me impresiona la descripción tan vívida de sus paisajes, la humanización del animalito, la posibilidad de adaptación y aprendizaje del mismo. De alguna forma me sentí identificado con este lobo mestizo cruzado con perro en su proceso de convivencia y de adquisición de la sabiduría esencial para vivir. Recomiendo a quien no haya tenido la dicha de embeberse en esta historia, que por favor lo haga, es una experiencia inolvidable y muy valiosa.

En la primera parte del libro Colmillo blanco se nos cuenta la historia de la madre de Colmillo blanco, Kiche y sus cacerías para sobrevivir; en la segunda parte el proceso de gestación y temprana infancia de colmillo blanco; en la tercera parte la aparición de Nutria blanca y el sometimiento de Kiche y de colmillo blanco ante este indio.

En la cuarta parte de colmillo blanco se nos narra cuando Nutria gris vende a Colmillo blanco a un ser despreciable, Smith el bonito y es impelido a participar en peleas callejeras de animales, siendo maltratado y golpeado profusamente. Al fnal de esta sección surge la figura amorosa de weedon Scott y el renacimiento de Colmillo blanco. Ya para la cuarta parte, es el traslado del lobo desde tierras árticas hasta CAlifornia a residir con su nuevo amo y familia.

Ver tambien: lectura de estudio