Etiquetas

,


Un niño es.

Un niño es tanto más que sexo, tal como una hermosa flor es tanto más que agua. Con todo, un botánico fracasaría en su tarea si al describir una planta olvidara mencionar el agua, principal componente de aquella. En psicología realmente se ha corrido el peligro de que los aspectos sexuales de la vida infantil. El mismo instinto sexual se integra en la infancia, en una forma sumamente compleja, a partir de todos sus componentes, y existe como algo que enriquece y complica toda la vida del niño sano. Muchos de los temores infantiles están relacionados con ideas y excitaciones sexuales, con los consiguientes conflictos mentales conscientes e inconscientes.

Las dificultades en la vida sexual del niño explican muchos transtornos psicosomáticos, sobre todo los de tipo recurrente.

La base para la sexualidad adolescente y adulta se estblece en la infancia, así como las raíces de todas las persversiones y dificultades sexuales.

La prevención de transtornos sexuales adultos, la de todos los aspectos de la enfermedad psicosomatica y mental, salvo los puramente hereditarios, corresponden al dominio del pediatra, esto es, si el pediatra puede dedicarse a estudiar psicología en la forma en que estudia fisiología y embriología, y las ciencias físicas relacionadas.”

D.W. WINNICOTT. Psicoanalista y pediatra ingles.