Predicciones e historia, un reflexión sobre contenidos para los blogs que alimento y la posible audiencia que estos temas manejan.

Adoro la historia; espero se me note muchísimo. Habida cuenta de la caida de trafico habitual a partir del 15 de diciembre  hasta el 15 de enero aproximadamente, me devanaba los sesos buscando temas de interés que mantuviera una suerte de clientela ahí, pendiente de los contenidos de mi blog más antiguo. Resulta que como siempre me ha apasionado así mismo la religión, lo paranormal, la magia y lo esotérico, me la jugué con viejas aficiones como: calendario chino, 2010 tigre de metal, 2010 feng shui, I ching, ki, amantes ying, amantes yang , años chinos, tigre horoscopo chino y, 2011 liebre de metal.

Paré ahí con eso de predicciones e historia ( o mejor, posteando temas esotéricos), tal vez por temor a salirme del ámbito estrictamente humanístico e involucrarme con los negocios de lo popular y la charlatanería. Me consolé pensando que al menos habían sido redactados con todo el rigor documental que me ha caracterizado en mi tiempo de blogger. Si alguien se toma la molestia de leerlos (en esta semana he verificado que estos artículos se ha echado encima el 35-40% del tráfico de mi blog cultural, que vaina tan perseguida, no pensé que fuera tan contundente) verá que no hay oráculos peligrosos ni comprometedores, más bien descripciones genéricas de lo que puede suceder de no tomar medidas. Igual, la astrología siempre estuvo ligada al desarrollo de los pueblos y aún en pleno siglo xxi es materia de estudio para muchas personas.

Ustedes, ¿que harían? Personalmente me la sigo jugando por la historia, así haga salidas laterales de cuando en cuanto a estas temáticas.