Etiquetas

,


Medellin es la capital de Antioquia, Colombia.

El territorio de la capital antioqueña está comprendido dentro del denominado valle de Aburrá, situado al centro-sur del departamento y limitado por dos ramales de la cordillera central, separados por la cuenca del río Medellín o Porce (un afluente del río Cauca). Su superficie está compuesta en su mayor parte por terrenos montañosos, entre los que sobresalen cuaro pintorescos cerros, conocidos con los nombres de Nutibara, El volador, Picacho y Pan de Azúcar. Hacia la cordillera que enmarca el valle de Aburrá, se levantan algunos altos con elevaciones superiores a los 3.000 metros sobre el nivel del mar. El único río que baña sus terrenos, atravesando el municipio, es el Medellín o Porce, al que tributan sus aguas varias quebradas en su recorrido que lo llevará más abajo, a entregarlas al río Nechí.

Medellín se encuentra a 1500 metros de altura sobre el nivel del mar. al año 2005 se calcula que tenía una población de 2.187.356 habitantes, siendo la segunda ciudad más poblada del territorio colombiano.

La ciudad de Medellín está construida sobre las márgenes del río Medellín y cruzada además por la quebrada Santa Helena; el gusto arquitectónico de los barrios residenciales, los jardines, las amplias y arborizadas avenidas y su maravilloso clima, hacen que la llamada “capital de la Montaña”, se presente con un aspecto muy agradable; no en vano es considerada la “ciudad de la eterna primavera”.

Historia de Medellín.

Cuando los conquistadores españoles llegaron a la zona del valle del Aburrá, este se hallaba habitado por indios Tahamíes y nutabaes. Jerónimo Luis Tejelo, oficial de la tropa que comandaba el Mariscal Jorge Robledo, reportó el descubrimiento el 24 de agosto de 1541. Los nativos que ocupaban el sitio llamado Guayabal ofrecieron una feroz resistencia, por lo que fue necesario que Robledo se desplazara al lugar con más tropa en ayuda de su teniente Tejelo, hasta someter a los belicosos residentes, tras lo cual cambiaron el nombre de Guayabal por el de San Bartolomé de los Alcázares, dado que a él habían llegado el día de ese santo.

En 1545 el gobernador de la Provincia de Antioquia, Gaspar de Rodas, bajó al valle de Aburrá, donde sometió al cacique Niquío. Su fundación con el nombre de San Lorenzo de Aburrá, origen de la ciudad actual, realizada en la plaza de El Poblado, se produjo el 2 de marzo de 1616, por el licenciado Francisco de Herrera y Campuzano, oídor de la Real Audiencia del Nuevo Reino de Granada y visitador general de la Provincia de Antioquia.

Desde 1670, los vecinos del poblado, impulsados por Juan Gómez de Ureña, Alfonso de Rrestrepo y el gobernador Francisco de Montoya y Salazar, le pidieron a la Real Audiencia de Santa Fe el título de Villa para la población, el cual le fue concedido mediante cédula de la reina Mariana de Austria, a nombre de su hijo menor de edad Carlos II. Esta real cédula lleva la fecha de 22 de noviembre de 1674 y la ceremonia de erección de la villa (muniicpio) se efectuó el 2 de noviembre de 1675 por el gobernador Miguel de Aguinaga, dándosele el nombre de Medellin, en homenaje a Pedro Portocarrero y Luna, Conde de Medellín (pequeño pueblo de la Provincia de Extremadura en España, de donde era oriundo), quien prestó todo su concurso para lograr la autorización de la fundación del poblado, ocupando el cargo de Presidente del Consejo de Indias de Sevilla. Su gran desarrollo obligó a que Medellin fuera nombrada capital del departamento de Antioquia, en reemplazo de Santa Fe de Antioquia, por Francisco de Paula Santander, lo que se llevó a cabo el día 17 de abril de 1826.

Turismo en Medellín e infrestructura.

Medellín es una metrópolis de templos y capillas, dentro de las que destacan histórica y arquitectónicamente la  catedral de Villanueva , la colonial capilla de la Veracruz (1682), La catedral de La Candelaria (1649).

La capital antioqueña cuenta con excelentes centros educativos, primarios, secundarios y universitarios, entre los que sobresalen la Universidad de Antioquia, creada inicialmente como un colegio de franciscanos entre finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Medellín y su área metropolitana son sede de numerosas industrias, de muy diferentes sectores, por lo cual lleva el apelativo de “capital industrial de Colombia”.

Dispone Medellín, de llamativos centros recreativos como son: el Jardín botánico “Joaquín Antonio Uribe”, creado en 1969 e inaugurado en 1972 con ocasión de la 7a Conferencia y Exposición mundial de Orquideología; el “pueblito paisa”, construido  en el cerro Nutibara, que es réplica de una típica alde antioqueña; al antigua estación del Ferrocarril de Antioquia “Cisneros”; y el zoológico Sana Fe, donde se encuentran muchas especies de la fauna colombiana, cerca del otrora famoso aeropuerto Enrique Olaya Herrera (sería desplazado por el aeropuerto internacional José María Córdova, en Rionegro).

Actualmente Medellín cuenta con eventos turísticos de importancia nacional e internacional, como son el desfile de silleteros, dentro del marco de la Feria de las Flores, en agosto, y la Feria Taurina de la Candelaria, entre enero y Febrero, en la que se presentan los más destacados matadores de Colombia y el mundo.

Otro aspecto fundamental a destacar de Medellín, es que anualmente llegan a la capital de la Montaña miles de visitantes en busca de atención médica, afamada a nivel internacional.

Como ciudad comercial que es, además de sus centros peatonales y grandes almacenes de cadena (por departamentos), Medellin cuenta con numerosos centros comerciales, albergando cientos de almacenes que ofrecen a propios y extraños, textiles, confecciones, manufacturas de cuero, joyas en oro y plata, cristalería y artesanías de todo el departamento y el país.

A nivel de comunicaciones masivas, Medellín tiene una infraestructura importante en el contexto nacional, con innumerable cantidad de emisoras de radio que operan en AM y FM, dos periódicos con gran trascendencia local y regional y un canal de televisión de gran cobertura.

Destaca su industria textil, el sector alimentos, metalurgia, elaboración de automóviles, productos químicos y de caucho. Tan es así que en el extranjero es normal que se hable de Medellín como la “Manchester de Colombia”.

Area metropolitana del Valle de Aburrá.

El valle del Aburrá se desarrolló en un contexto regional caracterizado por una economía basada en la minería y en la agricultura de parcelas; este desarrollo exigió la creación de asentamientos de población que sirvieron de soporte. Medellín se convirtió en el centro rector de la economía antioqueña al capitalizar los rendimientos de la minería del oro, permitiéndole expandir su comercio. La acumulación de capital permitió la aparición de la caficultura y la futura industrialización. La incorporación del país a la economía mundial y el desarrollo basado en la sustitución de importaciones fueron propiciando profundas transformaciones en la vida económica, social y política, que incidieron enormemente en las ciudades más importantes. Medellín no fue ajena a ese proceso; la expulsión de campesinos, originada por la falta de oportunidades de desarrollo individual y colectivo, y la violencia política desde los años 50, propició un gran éxodo de migrantes hacia el Valle del Aburrá, especialmente hacia Medellín. Este proceso y su secuela de fuertes corrientes migratorias tuvo y tiene enormes consecuencias para la estructura urbana y socio-económica del Valle del Aburrá.

Se incrementó explosivamente la población cambiando su composición y estructura social, se aumentó la diferencia social induciendo formas de segregación espacial, se modificó sustancialmente la estructura de actividades económicas y empleo, se presentó un desfase entre la capacidad real de los organismos de servicios públicos y las grandes demandas de la creciente población.

De resultas de estos y otros considerandos, se creó el Area metropolitana del Valle del Aburrá para procurar que el desarrollo de los municipios que la conforman, se equilibrado. Fuera de Medellín, dicha área metropolitana la conforman otros nueve municipios: Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Envigado, Sabaneta, La Estrella y Caldas.