Etiquetas

, ,


La explosion del Challenger iba haciendo perder la fe en la ciencia a más de uno. Cuando el 28 de enero del año 1986, el transbordador espacial Challenger estalla en mil pedazos, ante la mirada atónita de millones de televidentes, tan solo 73 segundos luego de su lanzamiento, desde Cabo Cañaveral en Florida, matando a sus siete tripulantes, nadie lo podia creer.
El Challenger cumpliría el vuelo número 25 de los transbordadores espacial de La Nasa. Originalmente este despegue estaba programado para el 22 de enero del año en cuestión, pero turbulencias atmosféricas hicieron que se postergara seis dias más. La tripulación del Challenger estaba integrada por cinco hombres y dos mujeres, incluida Christa McAuliffe (1948-1986), la primera maestra de escuela elegida para volar al espacio. (Esto en en una campaña de relaciones publicas que pretendía mostrar al mundo lo seguro que podían ser los vuelos espaciales). El Comandante *** Scobee (1939-1986) llevó a la tripulación, que, además de McAuliffe, incluía a Michael Smith (1945-1986), Ronald McNair (1950-1986), Ellison Onizuka (1945 1986), Gregory Jarvis (1944-1986), y Judith Resnick (1949-1986).
¿Que sucedio realmente con el Challenger?
El transbordador espacial explotó después que el tanque de combustible se desgarró, mezclando oxígeno e hidrógeno líquido, causando una gran bola de fuego a una altura de 46.000 pies. Los dos cohetes impulsores de la lanzadera espacial Challenger siguieron ascendiendo, ya que no se vieron afectados por el daño del depósito de combustible. El transbordador espacial se rasgó en pedazos. (pero la cabina se mantuvo ) .Sin embargo, los astronautas no murieron instantáneamente. Investigaciones exhaustivas indican que hasta el instante mismo en que la cabina golpeó el agua del océano, dos minutos y cuarenta y cinco segundos después de la desintegración, los siete tripulantes estaban vivos. Pero nadie puede afirmar que los mismos estuvieran conscientes para cuando esto. El transbordador espacial golpeó el agua a una velocidad de 200 millas por hora, con fuerza tal, que los habría matado del impacto. La causa de la explosión fueron las junturas defectuosas de uno de los cohetes, lo que originó el colapso de la estructura.
En febrero 1 del 2003 el transbordador espacial Columbia explotó también, solo que esta vez lo hizo 16 minutos antes de su aterrizaje programado. Una vez más los siete tripulantes, cinco hombres y dos mujeres, fallecieron. La causa de este accidente fue el daño del ala izquierda, cuando un pedazo de espuma de un tanque externo la golpeó al momento del despegue.Durante el lanzamiento, a esto no se atribuyó mayor importancia.
La explosion del Challenger, una etapa dolorosa en el ascenso a las estrellas.Leer tambien: El espacio 1981-1986, citas científicas