Etiquetas

,


Analizar una obra literaria, es como intentar saber qué se propuso el autor al escribir dicho texto,es como pretender escudriñar entre sus párrafos qué significa el libro, la historia contada.
Mucha gente se empantana a la hora de analizar una obra literaria, porque olvida una secuencia de pasos lógicos procedentes a la hora de intentar saber el sentido de una novela o un cuento . Si hacemos debidamente un análisis del contexto, tratando de saber el tiempo y el espacio donde se desenvuelve el autor y la obra misma, si ayudados de la sociología intentamos relacionar los elementos sociales latentes en la existencia del texto y bajo los cuales creció el autor, seguramente entenderemos mejor la obra literaria. Ahora bien, el narrador y el autor mismo intentan transmitir una ideología: un conjunto de conceptos , creencias e ideales, una manera de ver el mundo. ¿Nos hemos puesto a pensar cual es la del autor específico que estamos leyendo?Leer siempre es un gran placer, pero duele saber que la mayor parte de nuestros conocidos lo hacen por obligación, debido al esfuerzo mental que supone comprender sentidos, reconstruir significados. Solo cuando la gente lea por placer y analice la obra literaria que tiene delante por el placer de intentar comprender lo que el escritor transmite, seremos capaces de abordar sin fanatismos ni ojerizas a nuestros semejantes que piensan distinto y lo manifiestan, seremos capaces de construir negociaciones y acercamientos hacia los grupos étnicos y las disidencias. Porque una obra literaria es mucho más que letras en desorden, o el capricho de un “desocupado”. Es una labor activa de pensamiento y de la sensibilidad del lector, es la recreación de todo un mundo.
Sea esta una invitación cálida y cordial a analizar en profundidad cualquiera sea nuestro obra literaria favorita y a extraer de las mismas las consecuencias que de estas se deriven.Leer tambien: Acto de escribir , Comunicacion escrita