Etiquetas

, , , , ,


Conocisteis a Moctezuma y su corazón, él,os entregó en ofrenda.A él asesinasteis por la espalda.¡Vaya valentía la de don Hernando!Conocisteis a Cuitláhuac y él empeño puso,correros de sus tierras, el hogar de los mexicas quiso.A él asesinasteis con viruelas.¡Vaya valentía la de don Hernando!Conocisteis a Cuauhtémoc, tlatoani de los tenochcas,quien guerra os trajo,porque en su emplumada testa comprendíaque vuestra presencia significaba muerte, esclavitud, despojo.A él asesinasteis por la espalday sus pies, por el oro al carbón pusisteis.¡Vaya valentía la de don Hernando!El oro, siempre el oroy pensar que vuestros hombres escritores veían a los desarropados burlarse de la codiciay ellos, a su vez,  no lo comprendían.Pero el oro, oro generador de muerte,representaba al Dios cristiano:su tumba con palas de oro fue cavada,su cruz labrada en oro,su manto reluce hoy, bordado en oro,sus casas, cuajadas de oro y plata.Al oro el Dios seguía,al oro el Dios siguió y sigue aún hoy en día.¡Vaya valentía la de don Hernando,llamar a la codicia santidady a la avaricia, justicia apellidar!¡Vaya valentía la de don Hernandoengañar, robar, violary todavía creer los sacrificios cosa cruel!¡Vaya valentía la de don Hernando,olvidar a sus propios compañeros y repartirrepartiéndose la tierra y el marquesadoy el adelantado y el comandante supremo!¡Vaya valentía la de don Hernando!
Leer también: Biografia de Hernán Cortés; a Hernán Cortés; moctezuma, cortés