Etiquetas

, ,


Escribir un post puede ser todo un ritual.

Siempre, desde antaño se ha dicho que no hay nada tan traumático para un escritor como una hoja en blanco frente a él, sin saber sobre qué temas escribir u opinar. Ahora, dado que el medio de expresión por antonomasia son los blogs (si Cervantes viviera de seguro tendría un blog donde publicaría sus obras)…de las cosas que uno debe hacer en la vida son: tener un hijo, sembrar un árbol y escribir un blog, para sentirse realizado.

Algunos repiten las noticias que leen. Otros, sintetizan material de la misma red. Algunos avezados con el inglés traducen o resctan ideas de allí para escribir sus respectivos post (atreverse con los idiomas nos enriquece el discurso). Otros sienten la espinita de decir su opinión sobre un evento o personaje y se lanzan al ruedo.

Yo no creo en las musas. Creo en lo que tengo en mi cabecita o en lo que alimenta mi cabecita, mis neuronas asocian y hacen deducciones. Me alicientan mucho las fuentes de papel: libros y revistas. Creo que uno debe aportarle a Internet, como blogger; sacarle muy poco; sigo siendo partidario que efectivamente Google premia la originalidad, asi que consulto que hay respecto a lo que voy a decir y evalúo.

He llegado a la conclusión que a veces debo guardarme la opinión sobre temas demasiado locales porque la cultura de internet aun es muy parca, está demasiado en ciernes o subutilizada, por tanto las posibilidades de ser leído se minimizan.

Para escribir un post generalmente tomo apuntes pequeñitos que luego desarrollo; miro fuentes serias como enciclopedias o monografías, cotejo con lo que se este diciendo al respecto en la Web y publico.

Y creo que es muy importante ser leído; un escritor sin lectores es como una planta sin agua, se marchita pronto. Espero que estos rafagazos de ideas sueltas sobre escribir un post le digan algo a mis colegas bloggers o por  lo menos los inciten a pronunciarse en contra…que hablen mal o bien, pero que hablen…jejejeje