Etiquetas


Decía mi abuela que las malas compañías corrompen las buenas costumbres. Pues heme aquí descubriendo lo que muchos ya intuían: que se conoce a un hombre por las compañías que frecuenta cuando cree que nadie le ve.

Ver también: Julieta a Romeo , poema para mis abuelos