DESAGRAVIO A SIMONE ([1])
¡Amor! Todos los días te visto y te desvisto, veo tu ombligo, los dedos de tus pies, tu trasero, y quieres que te ame! SARTRE. El Diablo y Dios.
Todos los días tomo tu caldo, / tu café, tu cerveza.
En tu baño me baño, / me enjabono con tu jabón, / con tu peine me peino, /seca mi cuerpo tu toalla.
Todos los días por tu teléfono / me comunico con el mundo, / con mi madre, con mi oficina.
Todos los días como la carne / que me ofreces, las ensaladas, / el arroz o los fríjoles, / el pescado, las ahuyamas.
Oigo la música de tu stereo, / en tu silla me siento, / veo el cielo por tu ventana, / todos los días en ti me acuesto/ y de ti me levanto y vuelvo a tu cuerpo.
¿Es posible que no te ame?
Ver también: Me sirve y no me sirve, poemas de navidad, Postal sin retorno
[1] Poema de Jotamario Arbeláez.