Etiquetas

,


Veo frente a mí /deambular hembras frescas /que como flores de estación / se contonean entre los aromas/ de sus cuerpos macizos.
Cuánto me gustan /primitivas y distantes, / flores púberes/ bellas e itinerantes.
Sus faldas holgadas, / la piel de melocotón, / el pelo húmedo /sobre sus blusas blancas, / el brocado de unos senos /recién enamorados.
Cuánto me gustan, / mujeres urgentes, / por mi mano ungidas entre risas de caramelo / y medias escurridas.
Sentadas sobre el pavimento, / ignorantes de su esplendor, / esperan el bus del colegio / directo a los campos de concentración.[1]
Ver también: cancion,
[1] Poema de Gustavo Mauricio García.