Mi Vecina


Mi vecina es un relato erótico, fue algo que me sucedió en los recovecos del tiempo, luego de separado. Mi vecina se refiere a Camila (nombre fingido por supuesto), una mujer hermosa de unos 19 años, cejas tupidas, labios carnosos, pechos turgentes, grandes y firmes, cadera generosa y danzarina. Había llegado al vecindario junto a su pareja, pero pasaba mucho tiempo, sola… Personalmente por afición disfruto de la soledad frente a mis libros o la pantalla de mi computador, blogeando o aprendiendo cosas. Por esos días estudiaba sobre el tantra sexual y el yoga sexual, hacia ejercicios de respiración para prolongar el orgasmo y me documentaba al respecto. Cuando pasaba frente a su apartamento veía a mi vecina asomada al balcón del mismo y la saludaba aunque con la mirada la desvestía (y hasta más). Pasaban los días y de pronto me pidió el favor que si le explicaba unos términos de un libro que le había regalado su pareja. Se trataba de un libro de religión hindu y el sexo, entonces me pregunta que si yo entiendo del lingam, del yoni, y de términos así. Por supuesto que sabía. Luego como quien no quiere la cosa a averiguarme la vida, a preguntarme que porque hacia tanto ejercicio, que ella se daba cuenta que frecuentemente salía en ropa deportiva y llegaba sudado. Le contesté a mi vecina que se trataba de fortalecer la disciplina como complemento a una buena tonicidad muscular, que también como eso estaba estudiando control mental para prolongar el orgasmo. “Jajajajajaja, se reía, pero usted para qué vecino si usted está solo y no lo veo casi con mujeres, para matarse a pajas, me dijo”. Le confesé con algo de sonrojo que siempre había pensado ser buen amante y que trabajaba para mejorar, que pues había mucha teoría y mucho de ejercicio pero pocas mujeres con las cuales practicar. “Cuando quiera, con gusto, me djo sonriente….” Yo asimilé el último comentario como broma.

Una tarde se apareció en la puerta de mi apartamento, sonriente, lujuriosa, vestida con un una minifalda blanca, una blusa ceñida y sin sostén…-¿No me piensa invitar a seguir? -¡Ah, claro!, siga, ¡que pena!…le ofrezco limonada, me dice que quiere vino, bueno hay algo de eso, sirvo para los dos; me dice, -pero quiero vino de su boca…un poquito de nervios pero me arrimo y la beso…¡vaya fuego en labios ajenos!. Conversamos sobre las fantasías sexuales de cada quien, que nos gustaría participar en orgias, que un intercambio de parejas seria chévere (si yo tuviera pareja) pero que comportaba riesgos…Cuando sin anestesia me dice que quiere verme desnudo. Le digo que temo que de pronto tenga el pene pequeño para ella o que no le satisfaga, me dice que ella quiere ver, que me ha imaginado así desde que me conoció. Accedo, junto a la biblioteca me quito la camisa, el pantalón…y ella me quita la ropa interior. Se queda mirando mi miembro viril fijamente y me dice ¿puedo? Sin esperar respuesta me hace una felación padre y madre…Primera vez que alguna mujer me hacía sexo oral. Dijo que alguna vez le gustaría tener sexo conmigo (yo decía, uy , infidelidad), que si estaba de acuerdo. Le dije que claro, que por supuesto, tremenda mujer…que con tal que su pareja no la descubriera…Me dice, que ella ya sabe, que yo le agradaba mucho.
El dia sábado en la tarde vuelve a aparecerse en mi recinto, me dice que tiene 2 horas para hacer el amor conmigo, que si tengo preservativos. Ah tonto desprevenido…yo no tenía. Le dije que creía que por ahí había unos. Empiezo a besarla ardientemente, le quito la blusa para ver sus pechos duros y grandes (38b, unos 110 cms en contorno ), su aureola rosadita sin pezón visible en primera instancia; deslizo mis manos hacia ellos, los beso, los muerdo levemente, ella suspira y su respiración acelerada y suplicante exige más…Mis manos no pueden quedarse quietas, toco sus muslos de tafetán, subo por dentro de su falda hasta sus glúteos firmes, redondos, jóvenes…Bajos su ropa interior, toco un monte de venus completamente rasurado (más adelante razonaría que creía estar haciéndole el amor a una niña), su clítoris inflamado, su vagina húmeda y deseosa. -¿Dónde esta el condon?, me dice. Hago como que lo busco, pero obviamente no encuentro nada. Me dice, no se va a poder entonces, pero juguemos un ratito. Beso su sexo húmedo, acaricio su piel toda con el glande, la abrazo y beso teniéndola desnuda entre mis brazos. Me dice que ya no aguanta más, que la penetre, que esta en días no fértiles…a quien le han dicho; abro sus piernas torneadas e inserto lentamente mi pene en su tibia gruta de placer…A mi vecina le gusta cambiar de posiciones y jadea, casi grita todo el tiempo (y yo asustado, por los vecinos o el mismo marido de ella)…Delicioso sexo prohibido, yo me contengo todo el tiempo y no eyaculo, me da miedo un embarazo indeseado, me dice que lo haga, solo que decido hacerlo entre sus pechos y luego ella me limpia con su boca y la promesa de volver.

Nunca lo hizo, pronto se marcho del vecindario. Pero quede agradecido con mi vecina, porque me devolvió la credibilidad en mi capacidad de conquista, de amar, de tener relaciones sexuales y orgasmos mágicos.
Este post fue para mi vecina, la que tal vez jamás vuelva a encontrar, pero que me marcó con tan pocos instantes.

8 pensamientos en “Mi Vecina

    1. mejoresblogs Autor

      Aun me sonrojo de atreverme a publicarlo, pero son historias únicas supongo, en cuanto a los detalles…a veces en la calle, creo ver a alguien parecida a la mujer de este relato, abro mejor los ojos a ver si de pronto…pero no la he vuelto a ver jamás

      Responder
  1. Pingback: Castigo de la ciudad | Mejores Blogs

  2. Pingback: Y me sonreías | Mejores Blogs

  3. Pingback: Con una negra « Mejores Blogs

  4. Pingback: Ella « Mejores Blogs

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s